Mascarillas caseras para el rostro

La cara es el espejo del alma, por esto la sequedad producida por el sol o las huellas del paso del tiempo se hacen más visibles en el en la cara. Aquí te enseñaremos como se hace una mascarilla casera para la cara.

Tú puedes preparar tu propia mascarilla natural en casa una o dos veces a la semana. Antes de cada aplicación es recomendable realizar una en profundidad con una crema o leche limpiadora y tónico.

Al finalizar estarás lista para aplicarte una de estas . Hay infinidad de recetas de para hacer en casa, pero si quieres un producto de eficacia probada puedes aplicarte una de las mascarillas echas por las mas reconocidas marcas de cosmética, en todos los casos las mascarillas proporcionan belleza al instante.

Mascarillas caseras para hacer en casa

Nutritiva: Ideal para pieles secas. Mezclar 1 cucharadita de miel, 1 cucharadita de harina, 1 cucharadita de de oliva y 1 yema de huevo. Cubrir con la preparación la cara y el cuello y dejar actuar la mezcla durante 30 minutos. Retirarla con agua tibia.

Desengrasante: Para combatir el exceso de grasa y los granos en la piel. Mezclar 1 clara de huevo, 1 cucharada de leche en polvo 1 cucharadita de miel. Batirlo todo, mejor con batidora, hasta formar una crema. Aplicarla sobre el rostro y el cuello y dejarla actuar 15 minutos. Retirarla con agua tibia y aplicar a continuación agua fría.

Suavizante: Para eliminar la piel áspera y rugosa. Batir tres cucharadas de nata líquida hasta que esté espesa y mézclala con una cucharada de miel. Aplicarla sobre la cara y el cuello y dejar que actúe durante 20 minutos.

Hidratante: Ideal para cutis seco y sensible. Batir tres cucharadas de nata líquida hasta que espese, mézclala con una yema de huevo y unas gotas de zumo de limón hasta obtener una crema.

Extenderla por la cara y el cuello y dejar que actúe durante 20 minutos. Aclarar con agua tibia.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *